Segregación residencial en Bogotá

Por: Juan Camilo Peña Urbina | Estudiante de la maestría en Economía Urbana y Regional de la Universidad Sergio Arboleda

Segregación residencial en bogotá acción urbana maestría en Economía Urbana y Regional

La segregación residencial es conocida en la literatura como una distribución desigual de grupos de la población en el territorio que se manifiestan por proximidad física entre los espacios residenciales de los diferentes grupos sociales, así como también, la homogeneidad social de las distintas subdivisiones espaciales que configuran a las ciudades y la concentración de grupos sociales en zonas específicas de una ciudad (Rodríguez y Arriagada, 2004).

Según Sabatini (2006), la segregación que se da por la homogeneidad social en el espacio suele tener impactos negativos, principalmente en la población pobre debido a la desintegración social. Rodríguez y Arriaga (2004) afirman que los efectos de la segregación debilitan el capital social de los hogares pobres ya que restringe las redes sociales a lo que se denominan pares pobres. Lo anterior debilita vínculos y puentes intercalases y genera vecindarios escépticos sobre la posibilidad de lograr una movilidad social vía trabajo. En estudios como (Sabatini et.al. 2001a y 2001b) se identifica que las correlaciones entre las zonas segregadas y los problemas socioeconómicos son peores cuando los grupos segregados son contiguos. El mismo autor señala que las consecuencias de la segregación están ligadas a los aumentos en bajo rendimiento escolar, el desempleo, el embarazo adolescente y la inacción juvenil; problemas que suelen ser una semilla de otros, como la drogadicción y delincuencia.

Dadas las consecuencias que trae consigo la segregación residencial en las ciudades latinoamericanas, la política publica no debe soslayar esta problemática y debe actuar en pro de la integración social mediante acciones urbanísticas, acciones sectoriales y empoderamiento social. Sin embargo, para esto es necesario en principio, identificar la población segregada con el fin de focalizar y priorizar las políticas.

El objetivo de este texto es presentar un indicador de segregación residencial con el fin de localizar, para la ciudad de Bogotá al nivel de unidad de planeamiento zonal (UPZ), la población segregada teniendo en cuenta variables como el ingreso, el valor del suelo, la edad y el nivel de estudios.

En la literatura se han desarrollado varios índices que dan cuenta del fenómeno de la segregación como lo son: el índice de disimilitud, interacción, concentración, languranidad y el índice de segregación residencial multivariado. Este último, es presentado en este texto y se diferencia de los anteriores porque arroja resultados desagregados y permite la inclusión de más de una variable.

El índice de segregación residencial multivariado presentado a continuación es calculado siguiendo la metodología de Gonzales (2007). Este índice es una medida de segregación, puesto que cuantifica la homogeneidad o diversidad de la población en subdivisiones espaciales.

El índice se define de la siguiente manera:

indice 1 segregación residencial en Bogotá

 

𝐼𝑀𝑗 calcula el cociente de las varianzas para cada unidad espacial frente a las varianzas de la ciudad. El subíndice i se refiere a una de las variables utilizadas, el subíndice j indica la unidad espacial, el subíndice p son el total de variables utilizadas en el cálculo, 𝑆𝑖𝑗2 indica la varianza para una variable i en la unidad espacial j, y por último 𝑆𝑖2, es la varianza de la variable i. Este índice calcula un indicador por cada unidad espacial y entre mayor sea 𝐼𝑀𝑗 menor grado de segregación tendrá la unidad espacial. Esto se debe a que, a mayor varianza de las variables de la unidad espacial, mayor diversidad social. Por el contrario, entre menor sea el índice, menor varianza, y se asume una población homogénea.

En Bogotá se puede observar, como lo muestra el Mapa 1, que los valores por metro cuadrado de terreno son más altos en el sur de la localidad de Usaquén, en las UPZ: Country club, Usaquén y Santa Barbara; así como también el norte de la localidad de Chapinero, en las UPZ Chico Lago, Chapinero y Pardo Rubio. Además, se evidencia un menor valor del metro cuadrado del terreno en la periferia de la ciudad. Especialmente en la zona sur y sur occidente de la ciudad.

Mapa 1. Valor de referencia del metro cuadrado por terreno (Bogotá 2019).Valor referencia

Fuente. Elaboración propia con datos de IDECA.

La integración del componente de valor del suelo viene justificada por el comportamiento que señala Jaramillo (2008), los grupos de mayores ingresos se reservan para su implantación habitacional ciertos sectores precisos de la ciudad, con exclusión de las otras categorías sociales. El mismo autor señala que estos grupos de ingresos altos actúan como segregadores ya que están dispuestos a pagar una especie de “impuesto privado” de tal cuantía que sobrepase las posibilidades de los demás grupos sociales. Adicionalmente se incluyen otros componentes socioeconómicos tomados de la encuesta multipropósito 2017, tales como los salarios, la edad y los años de educación (ver Mapa 2).

Mapa 2. Mediana de Años de estudio
p50 años estudio

Mapa 2. Mediana de Años de Edad
p 50 edad

Mapa 2. Mediana de Ingreso

P50 IngresoFuente. Elaboración propia con datos de la encuesta multipropósito

En los mapas se puede observar que los menores valores de las variables socioeconómicas están ubicados en el sur y sur occidente de Bogotá.

En el Mapa 3 se presenta el resultado del indicador, se observa que las zonas más homogéneas que pueden presentar indicios de segregación están ubicadas en la periferia de la ciudad, principalmente en el sur, sur occidente y occidente de la ciudad. Cumpliéndose así la hipótesis de Sabatini (2006) en la que explica que las ciudades decaen social y físicamente hacia la periferia, con la sola excepción de la dirección geográfica en que se fue formando una suerte de cono de ciudad “moderna” durante el siglo XX, en donde se forman barrios ocupados por grupos de ingresos altos y medios ascendentes.

 

Mapa 3. Indicador de segregación residencial. 

IMjFuente. Elaboración propia 

Dadas las consecuencias encontradas por Sabatini et.al. (2001a y 2001b) mencionadas anteriormente en este texto, se grafica en el Mapa 4 el índice de pobreza multidimensional (IPM) a nivel de las UPZ presentadas anteriormente, el cual mide las condiciones educativas del hogar, condiciones de la niñez y juventud, salud, trabajo, acceso a servicios públicos domiciliarios y condiciones de la vivienda, a través de 15 indicadores. Una persona se considera pobre multidimensionalmente si cuenta con una privación de al menos el 33% de los indicadores.

 Mapa 4. Índice de pobreza multidimensional (UPZ). 
IPM

Fuente. Elaboración propia con datos del censo de 2018 

El Mapa 4 indica el porcentaje de población pobre multidimensional al interior de la UPZ, comparado con el Mapa 3 se puede observar que los niveles más bajos del indicé propuesto que sugieren una homogeneidad de clases sociales esta espacialmente localizada en las mismas unidades de planeación zonal en las que la población, en porcentaje, es más pobre de forma multidimensional.

En la zona sur de la de la ciudad de Bogotá se deben presentar intervenciones en los próximos años que ayuden a eliminar los estigmas territoriales de la segregación, así como también sus causas. Lo anterior con el fin de evitar que esta zona de la ciudad sea más pobre debido a una desintegración social.


Referencias

González, Jorge Iván (2007). Segregación socioeconómica en el espacio urbano de Bogotá. Alcaldía Mayor de Bogotá y Departamento de Estadística, Universidad Nacional de Colombia.

Jaramillo González, S., 2008. Hacia Una Teoría De La Renta Del Suelo Urbano. 2nd ed. Universidad de los Andes, p.164

Rodríguez, J. y Arriagada, C. (2004). Segregación residencial en la ciudad latinoamericana. EURE, 30(89), 5-24

Sabatini, F.; Cáceres, G.; y Cerda, J. 2001a. “Segregación residencial en las principales ciudades chilenas: Tendencias de las tres últimas décadas y posibles cursos de acción”. Revista EURE Vol.27#82.

Sabatini, F.; Cáceres, G.; y Cerda, J. 2001b. Segregación residencial en las grandes ciudades chilenas, 1970-1992: Concepción y Valparaíso. Santiago: Mideplan.

Sabatini, F. (2006). La segregación social del espacio en las ciudades de América Latina. Washington: Banco Interamericano de Desarrollo.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer